Por los silos de los silos

Mi interés por los silos me acompaña desde hace ya muchos años. Ese interés se ha transformado en una investigación que combina imágenes sacadas de fotografías, apuntes realizados en el lugar y deseos que emplea mi imaginación.

Se trata de buscar salidas, utilizar medios, reconstruir y adaptarse al momento presente. Los silos han quedado como reliquias que dan testimonio de un pasado agrícola.

Su forma me atrae poderosamente, están situados cerca de la vía del tren, silenciosos, solitarios… A estos enormes y discretos rascacielos, ya no puedo dejarlos así como así, hay que seguir adelante y reinventarlos. Mi investigación va más allá de las formas y la estética, me interesa también su función, su habitar, el silo es: un almacén de grano, un depósito de comida, una tranquilidad para la hambruna, pero también -y estos son nuevos usos que he encontrado- puede ser una vivienda, un centro cultural, un lugar de paso o de descanso. Lo que me lleva a reflexionar sobre su uso y cuáles pueden ser las alternativas de reinvención para aquellos que ya no tienen ninguna función.

Con este trabajo, busco embellecer, conseguir imágenes modernas, tanto en el exterior como en su interior, lo vacío y lo lleno, su entorno, destacando la luz que es fundamental para la percepción de formas y volúmenes. Sé bien que tengo cierto idealismo, pero esté responde al misterio que se siente al generar imágenes y deseo crear un mundo artístico alrededor de su existencia.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Saber más

Acepto